martes, 10 de febrero de 2009

El cambio climático y nuestras acciones


El famoso denominado “cambio climático” hoy, ya es una realidad que podemos palpar claramente, a no ser que no quieras verlo!
“Cambio climático” significa: incremento de precipitaciones en algunas zonas de la tierra, un ascenso progresivo de la temperatura del planeta y de eventos climáticos extremos como tormentas, inundaciones y sequías, entre otros.

El mismo podrá responder, en parte, a un proceso de la naturaleza misma, pero sin duda, hay un sinfín de actividades humanas que aceleran y definitivamente, alteran los procesos naturales de regulación del clima. Existen las actividades que aumentan la emisión de gases de “efecto invernadero” y algunas otras como la tala de bosques, que disminuye la posibilidad captar naturalmente éstos gases.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) realizó un informe en el año 2001 donde dice que “existen pruebas nuevas y más convincentes de que la mayor parte del calentamiento observado durante los últimos cincuenta años se puede atribuir a actividades humanas”.

Cada uno desde su lugar puede ayudar a bajar las emisiones de éstos gases, por ejemplo, utilizando menos nuestros autos (quema de combustible), nuestros aires acondicionados reemplazándolos por ventiladores… (y de paso, aunque suene raro, nos vamos adaptando a lo que vendrá) y el uso de otros electrodomésticos, dejar los cargadores de celulares enchufados innecesariamente, los equipos en stand by (pudiéndolos apagar!). Sin ir demasiado lejos, cada día compramos cantidad de cosas y alimentos que provienen de procesos industriales, que inciden en el cambio climático, ya sea en su creación y/ó en los desechos que éstos producen.

El mayor inconveniente, es la falta de conciencia sobre estos detalles, ya que la gente, en líneas generales, no relaciona su forma de vida con la problemática del clima. Si todos tomáramos real conciencia del tema y real dimensión de las consecuencias, veríamos cuán urgente es generar el cambio. Un cambio profundo, un cambio desde nuestras actitudes que a su vez repercuta en acciones que ayuden a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestro planeta.

Creemos que hay mucho por hacer y que cada uno de nosotros puede ponerse en acción. El comportamiento humano puede modificarse, pero depende sólo de nosotros y de la implementación de programas, proyectos de educación ambiental y/ó políticas que, quienes tengan la energía, ganas, conocimiento y creatividad quieran llevar a cabo y presentar ante otras personas que también quieran trabajar en el cambio, ya necesario, del comportamiento humano.

1 comentario:

labombadetiempo dijo...

Buenas, che muy didáctico! Quisiera compartir entonces una nota que salió en Página 12 hace un tiempo atras, es muy esclarecedora, sobre el sistema en que vivimos consumiendo. El entrevistado es muy concreto y me parece súper importante que se difunda más la opinión de personas como él. Igual que ustedes a quienes agradezco su dedicación!!! Lean en el link que interesante sus ideas y trabajo. Abrazos para todos de Ger
http://www.pagina12.com.ar/diario/dialogos/21-119358-2009-02-02.html